WRC 4 FIA World Rally Championship

WRC 4 FIA World Rally Championship

El único juego de rallies con licencia oficial

WRC 4 es el único juego de rallies que dispone de las licencias oficiales del Campeonato Mundial de Rally. Esto hay que dejarlo claro porque es una de sus mayores virtudes. Pero no es la única, puesto que la franquicia WRC ha conseguido sobrevivir muchos años a pesar de rodearse de otros juegos con mayor producción y más público. WRC 4 es un buen juego del mundo rally, captura la esencia de este deporte y no se desvía en exceso de la experiencia que esperas. Ver descripción completa

PROS

  • Única opción como simulador de rallies licenciado
  • Muchas competiciones

CONTRAS

  • Sin novedades reales
  • Gráficos algo desfasados
  • Multijugador

Bueno
7

WRC 4 es el único juego de rallies que dispone de las licencias oficiales del Campeonato Mundial de Rally. Esto hay que dejarlo claro porque es una de sus mayores virtudes. Pero no es la única, puesto que la franquicia WRC ha conseguido sobrevivir muchos años a pesar de rodearse de otros juegos con mayor producción y más público. WRC 4 es un buen juego del mundo rally, captura la esencia de este deporte y no se desvía en exceso de la experiencia que esperas.

Competición solida pero algo desfasada

Milestone, la desarrolladora de WRC 4, ha sido lista: ha realizado ligeras modificaciones en algunos puntos que estaban mal pero no ha cambiado el grueso del simulador. Los cambios no son significativos, e incluso puede que no gusten a los fans (por ejemplo se han descartado los coches clásicos). Así que si ya posees WRC 3, sinceramente, no merecería la pena comprar este capítulo si no eres muy fan del rally.

Por lo demás la estructura de juego de WRC es tremendamente sólida, algo anticuada sí, pero funcional al fin y al cabo. El juego ofrece 13 Rallies en los que competir ya sea en un modo Carrera en el que avanzas desde lo más bajo del escalafón hasta lo más alto, o bien en pruebas individuales personalizadas a tu gusto.

Cada rally se compone de varios días divididos en etapas. Al final de cada día puedes ajustar los reglajes del coche y arreglar los daños, dentro de un tiempo límite. La personalización de la mecánica me ha parecido algo limitada y, en muchos casos, innecesaria. Por ejemplo, el juego ya te configura el coche de manera óptima para las etapas que vas a disputar, así que cambiar los ajustes dependerá más de tus preferencias personales que de la necesidad real de cada prueba.

Puede que encuentres el modo Carrera algo repetitivo si vienes de WRC 3. El simulador te fuerza a comenzar desde lo más bajo en las categorías del juego, la Junior WRC, y por lo tanto si tienes experiencia puede que te aburras un poco. Por suerte la progresión del juego es aceptable y en pocas horas ya estás en categorías superiores con mayor dificultad.

Simulación flexible

El gamepad es lo más recomendado para jugar a WRC 4, especialmente porque es imprescindible sticks y gatillos analógicos. Si tienes un volante, entonces mejor.

Han cambiado algunas etapas y se han refinado los trazados. Es innegable que ahora WRC 4 es más indomable porque los trayectos son notablemente más estrechos que antes, y por tanto con más peligro. También es verdad que hay más curvas y no son tan habituales los picos de velocidad. Esta cuarta entrega es algo más técnica a los mandos.

Como simulador WRC 4 es muy competente, pero si quieres algo más accesible hay varias opciones para automatizar el control (cosa que no aconsejamos porque se pierde la gracia). Aun así, y aunque es un juego que tiende al realismo, sigue pareciendo irreal el peso de los coches, que parecen plumas y tienden a virar como si fueran de juguete.

Sin sorpresas gráficas

WRC 4 no tiene la potencia visual de otros juegos de carreras. Es un título que cumple bien su función gráfica pero que no sorprende en ningún momento. De hecho, puede que se vea algo desfasado en comparación.

Con 13 rallies hay una gran cantidad de trazados donde correr y, por cierto, son bastante largos. Eso sí, en algunos momentos me he topado con zonas muy similares dentro de cada Campeonato, lo que le quita frescura a algunas carreras.

El sonido correcto, con los típicos ruidos de motor y petardeo de los coches de esta categoría. No hay muchos cambios respecto a WRC 3 y eso se nota, por ejemplo, en la voz e instrucciones del copiloto que son clavadas a anteriores juegos.

Conclusión

Guste o no, WRC 4 es por ahora la única opción viable cuando buscas una experiencia realista de rallies y con licencia. Su forma de plantear la competición en el modo Carrera está algo desfasada pero funciona bien como juego. También puedes optar por jugar rallies por separado o etapas sueltas aunque solo sirven a modo de entrenamiento. En resumen: WRC 4 es poco más que una actualización de WRC 3 que cumple su función pero no sorprende en exceso.

WRC 4 FIA World Rally Championship

Descargar

WRC 4 FIA World Rally Championship